rayo electrico tormenta electrica badajoz extremadura

Madrugada del 21 de Julio del año 2020, los truenos apagan el silencio de la noche.

El intenso resplandor de un rayo cruza mi ventana.

Una tormenta eléctrica se ha formado en pocos minutos sobre el cielo de Badajoz.

Es el momento de cazar algo, de inmortalizar la electricidad, de retratar a uno de los fenómenos más impresionantes de la naturaleza.

Coloco el equipo y estudio la tormenta, de dónde viene, hacia dónde va.

La intuición aquí es fundamental, tanto como la técnica.

¿Donde caerá el siguiente rayo?

Voy graduando los diferentes parámetros de la camara, así como el encuadre, dirigiendo el objetivo hacía el lugar en donde presupongo se dirigirá el siguiente rayo eléctrico.

En algo menos de una hora obtengo esta toma, la imagén que busco, y se que en esta sesión no haré ninguna igual.

Son las 4:11 de la madrugada. Veo la imagén en la pequeña pantalla de la camara. Sonrío. Me río en mi absoluta pero satisfacctoria soledad, frente a la ventana, mientras la tormenta se aleja.

Ya no importa, la dejo escapar porque la tengo en mis manos. Un fotógrafo sabe cuando ha logrado obtener la imagen que deseaba, aún sin saber como sería ésta en ningun momento.

rayo electrico tormenta electrica badajoz extremadura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *